Somos un equipo de familia y amigos. Somos bien diferentes, pero con algo en común; la pasión por la cocina. La mesa fue el epicentro de nuestra infancia de donde surgen innumerables anécdotas… Con Wala nos embarcamos en un proyecto que tiene mucho que ver con esto, con promover el disfrute por la comida y todo lo que sucede con ella.

Hoy en día, con mucho menos tiempo disponible para planificar, hacer compras y aprender a cocinar, nos pareció que era fundamental hacer todo este proceso más práctico para que la gente pueda seguir haciendo de la alimentación un lugar de encuentro, creativo, de aprendizaje y acogedor.